martes, 21 de abril de 2009

Lo que no debe decir un profesor


Hace unas semanas en el programa periodístico seis, siete, 8 (canal 7), la conductora María Julia Oliván presentaba un informe en el que aparecería Luis Barrionuevo. En la presentación se refirió a él como una persona "que le gusta meter la mano en la lata". Acto seguido: el informe y los comentarios de los panelistas. Orlado Barone con buen tino, le explica a la conductora que no debería acusar a una persona sin pruebas y menos en la TV publica.


En el post de hoy, voy a jugar de Barone y una profesora de Derecho laboral de Maria Julia Oliván.

Promediaba el cuatrimestre, tema de la clase: Trabajo registrado vs. Trabajo no registrado.
La profesora explicaba que cuando el trabajador no se encuentra registrado, muchas veces se hace difícil probar su remuneración real ,situación que lo favorece a la hora del litigio y repercute en el monto de la indemnización.
Hasta ahora todo bien pero atento a la argumentación de la Doctora: La carga de la prueba pesa sobre el empleador, y si este no tiene pruebas del monto pagado mensualmente al trabajador, los abogados alegamos una remuneración mucho mas alta de la que recibía efectivamente.
Ni bien lo dijo puso una sonrisa de superada que decía: que gran abogada soy. La clase acompaño su autobombo.

Fin de la historia.

Se que
esto se hace. No soy ingenuo. Pero una cosa es hacerla en la práctica profesional (no estoy de acuerdo tampoco) y otra muy distinta es inculcarselo a unos jóvenes, permeables y ávidos de novedades estudiantes de derecho.

El mensaje de esta profesora es el siguiente: Si el burgués garca del empleador no puede probar lo que le pagaba, lo reventamos. Alegamos que mi cliente ganaba 5 veces más pero con razonabilidad para que el juez se la coma.
Que me lleva a reclamar mas de lo justo:
a)Pensar que todo empleador es un mal tipo y de alguna forma tiene que pagar.
b) Cuanto mas reclamo, mas me llevo . Que me importa la justicia.
c) En la facultad me enseñaron a "ganar", no a pelear por lo justo. (ahora hay 80 futuros abogados que piensan de acuerdo a esta lógica gracias a la irresponsabilidad de un profesor)



Las primeras materias de la carrera nos enseñan que el
derecho y la justicia algo tienen que ver. Pero se ve que el camino de esta profesora fue tan largo y exitoso que se olvido de donde partió.

2 comentarios:

  1. y... a tantos abogadillos les vendría bien recordar que justicia y derecho tienen algo que ver... pero para algunos, billetera mata moral. Muy bueno tu blog. Esto es un poroto en la Unlam dicen cosas peores los profes...

    ResponderEliminar
  2. Descubrí este blog en busca de una explicación y encontré una buena respuesta a mi duda..por lo que agradezco la iniciativa de su dueño, pero luego seguí leyendo otro artículo, así al azar, y encuentro éste; " Lo que no debe decir un profesor"...y aquí ya merece un juicio de valor...Qué bueno que se expongan estas posturas donde se manifieste el rol al que debe aspirar un abogado que se precie de ser vocero de Derechos y Deberes buscando el equilibrio entre las partes y exaltando principios de Buena Fe, Lealtad y Confianza, que en definitiva son bases de una Comunidad...Muy bueno y gracias...

    ResponderEliminar